11/14/17
63 Visítas

En Argentina un feminicidio conmociona a la población

Cada treinta horas una mujer muere en Argentina a manos de su pareja o expareja.
homicidio, Argentina, Derechos Humanos, derechos de la mujer, violencia de genero, Internacionales, mundo, ddhh, latinoamerica, suramerica, feminicidio, tandil
Ailín Torres, asesinada por su exnovio en Tandil, con su perrita ahora desaparecida

Parece una película de Hitchcok, pero no lo es. La escena del hombre, oculto en el baño de su víctima, con un cuchillo en la mano sucedió en Argentina, en la ciudad de Tandil (unos 350 kilómetros al sur de Buenos Aires). La mujer. Ailín Torres, una joven de 26 años, era su exnovia. Damián Alejandro Gómez, de 27, la apuñaló en la garganta y el estómago hasta matarla.

Ailín había llegado a su apartamento acompañada de su nuevo amor, un agente de policía (desarmado en ese momento). De acuerdo con la reconstrucción de los hechos, él se tumbó directamente en la cama mientras ella fue al cuarto de baño. Al policía le sobresaltaron los gritos de Ailín. Se incorporó y fue raudo al servicio. Gómez sujetaba con una mano la garganta de su novia y con la otra, aferrado a un cuchillo o navaja, amenazaba cortarle el cuello. El policía intentó calmarle, le conminó a charlar pero el exnovio (habían estado juntos una década) no le hizo caso y le dio el primer tajo.

La secuencia siguiente describe al agente corriendo por la calle en busca de su pistola (vive a una manzana) y para pedir refuerzos. Una vez que recuperó su arma regresó al lugar del homicidio. Ailín ya estaba muerta, cosida a navajazos y sus compañeros del cuerpo se llevaban al asesino. En shock, tuvo que ser reducido por los agentes para evitar otra tragedia. Quería matarlo.

Diego, primo de la víctima, recordaba en el diario Clarín. «No lo podemos creer porque Damián era como de la familia. Venía de un entorno complicado y mis tíos (los padres de Ailín) lo habían recibido... Ahora trabajaba de remisero (chófer), pero por mucho tiempo se dedicó a ayudar a mi tío, que es herrero».

La historia de Ailín es una más del listado de feminicidios que se cometen, prácticamente, a diario en Argentina. En este país, cada 30 horas, una mujer muere a manos de un hombres por su condición de mujer, porque éste era su pareja, su novio o marido.

A Ailín la conducta de Gómez, pese a ser agresiva y acosarla con insistencia, no le hizo pensar que llegaría a costarle la vida. Ni siquiera el día que éste sacudió a patadas la puerta de la casa porque ella no quería abrirle. Habían roto varios meses atrás y pensó que el arrebato quedaría en eso. Pero la realidad le demostró, de forma trágica, que estaba equivocada.

Protectora de animales

Su vida era como la de cualquier mujer de su edad. Trabajaba en «De pelos», una peluquería canina de Tandil, era ferviente defensora de los animales, tenía dos perros y un gato y formaba parte de la asociación Patitas perdidas Tandil, que recoge perros de la calle. Recientemente, horrorizaba por la muerte de una joven, Micaela García, criticó al juez que había dejado en libertad a quien parecía por entonces ser su asesino. «Los jueces son tan o más corruptos que el hdp que comete un crimen», escribió en su muro de Facebook.

Damián Alejando Gómez permanece detenido desde la noche del sábado. Está acusado de «homicidio doblemente agravado por haber tenido una relación de pareja con la víctima y por haber dado muerte a una mujer en contexto de violencia de género». CARMEN DE CARLOS/abc.es

 

Publicado por: Staff Noticias Nebraska
(cristina@noticiasnebraska.com)

No olvides compartir esta información en tus redes sociales.

Savannakhet Asian Grill

Noticias-Nebraska