04/02/18
64 Visítas

Científicos confirman que el dinero sí da la felicidad

Según un nuevo estudio, la cantidad y la fuente de la riqueza de los millonarios pueden predecir su felicidad.
felicidad, curiosidades, cosas curiosas, sabias que, dinero, a que no sabias
(Créditos: skins.be)

Son muchos los estudios que intentan demostrar de forma empírica si algo tan simple y material como el dinero puede ser el ‘elixir’ de la felicidad eterna del ser humano. Si formulamos la pregunta a alguien, muchos afirmarán que “el dinero no compra la dicha de la persona”. Sin embargo, otros muchos añadirán a su respuesta un tímido “…pero ayuda”.

Por normas éticas y morales de la humanidad moderna, queremos pensar que un montón de billetes y monedas no son la solución a la desgracia. Sin embargo, teniendo en cuenta que estamos en una sociedad donde el consumismo se encuentra en cada esquina y sobre todo, donde además, la crisis económica ha dejado (y sigue haciéndolo) una gran brecha en la cartera de miles de personas, no sería una locura afirmar que el dinero sí da la felicidad, o mejor dicho, la tranquilidad.

No obstante, hay que ser cautelosos, pues el dinero es un arma de doble filo. Cuando se trata de los ingresos, los científicos dicen que en realidad sí que existe una cantidad ideal que podemos ganar al año para sentirnos emocionalmente satisfechos, y lo creas o no, tener demasiado dinero podría arrastrarte a un territorio lleno de infelicidad.

En el selecto mundo de los millonarios, un grupo de científicos ha estudiado cómo varía la felicidad de la persona en relación al origen de su fortuna. Los resultados, obtenidos a partir de dos muestras de 4.000 personas, muestran que, como es de esperar, a mayor riqueza, mayor felicidad, pero esta debe ser exageradamente grande para alegrar a la persona. Ahora bien, los millonarios o millonarias que hayan ganado su fortuna por méritos propios será significativamente más feliz que aquel o aquella que la ha heredado. Por tanto, según este caso se confirma que de una forma u otra el dinero da, en mayor o menor medida, algo de felicidad.

Un debate constante

El patrimonio, el poder y la riqueza han sido siempre un motivo de debate entre las personas; y a lo largo de la historia, el verdadero motivo de los conflictos más importantes. Por eso, no es de extrañar que despierte la curiosidad de científicos, psicólogos, antropólogos, etc, e intenten probar lícitamente cómo nos afecta. Y es que, ¿qué tiene el dinero que nubla el juicio humano?

Las respuestas son muy variadas, pero lo cierto es que el dinero nos aporta estabilidad material y emocional.

Un estudio anterior de la Universidad Case Western (EE.UU.) determinó que, estadísticamente hablando, los ingreso del hogar están fuertemente relacionados con el bienestar emocional y la evaluación de una persona sobre su propia calidad de vida. Para este se utilizaron los datos de individuos a lo largo del tiempo para demostrar que los ingresos pueden causar una reducción en las emociones negativas. También descubrió que un aumento en los ingresos puede reducir la incidencia de enfermedades mentales graves. Así que, en este caso, el dinero sí es determinante.

La estabilidad económica aporta felicidad y reduce el riesgo de padecer enfermedades mentales graves.

También se ha descubierto que existe un límite en el que el dinero ya deja de aportarnos tanta felicidad, algo a lo que han calificado como “el umbral dinero-felicidad”. Según esta investigación, en EE.UU. por ejemplo, el punto de ingreso ideal por individuo es de 95.000 dólares (77.000 euros) anuales para el bienestar material y de 60.000 a 75.000 (48.500 a 60.000 euros) para el bienestar emocional.

En resumen, lo que se sabe a ciencia cierta es que el dinero aporta felicidad a la persona por ser un seguro de tranquilidad y estabilidad económica. Ante esto, problemas como el estrés o la ansiedad disminuyen y dan paso a sensaciones más positivas. No obstante, este estado es limitado, pues a partir de cierta cantidad, nuestro interés por él desciende y por ende, su valor. Así que, cuando se formula la famosa pregunta sobre la felicidad y el dinero, la famosa respuesta de “no, pero ayuda” no queda tan lejos de ser la correcta. Referencia: Grant E. Donnelly, Tianyi Zheng, Emily Haisley y Michael I. Norton. The Amount and Source of Millionaires’ Wealth (Moderately) Predict Their Happiness. Sage Journals (2018) DOI: https://doi.org/10.1177/0146167217744766 / muyinteresante.es

Publicado por: Staff Noticias Nebraska
(cristina@noticiasnebraska.com)

No olvides compartir esta información en tus redes sociales.

Savannakhet Asian Grill

Noticias-Nebraska