10/04/17
65 Visítas

12 cosas que deberías saber si tu pareja padece depresión crónica

Nunca des por perdidos a quienes padecen depresión crónica. Tu cariño lo es todo para ellos.
salud, ayuda, depresion, vida saludable, vida sana

Cuando padeces depresión crónica, el mundo parece estar cuesta arriba, incluso las relaciones. Los expertos aseguran que esta enfermedad no siempre es fácil de percibir, ya que aquellos que la padecen suelen ocultarla bien y les cuesta hablar del tema. Por ello, no es extraño que su pareja lo pase por alto.

Los síntomas generales son parecidos a los de la depresión común, como la irritabilidad y una gran tristeza, pero mucha gente no los sabe identificar. Afortunadamente, el conocimiento es poder y cada vez hay una mayor visibilización y educación sobre esta enfermedad para ayudar a quienes la padecen y a su entorno a entenderla mejor.

En un mundo en el que solo el 25% de quienes sufren enfermedades mentales perciben la empatía de los demás, un poco de compasión puede marcar la diferencia. Descubre a continuación 12 verdades sobre la depresión crónica contadas por quienes la padecen:

  1. La depresión crónica absorbe la energía.

Lindsey Diamond: "Ojalá mi prometido entendiera que algunos días no puedo 'apagar' mi depresión. No puedo levantarme de la cama con tanta energía y afrontar el día como hace él. Me cuesta un enorme esfuerzo animarme".

  1. Que sea difícil de ver no significa que no exista.

Theresa Allen: "Puedo parecer feliz e incluso estar bromeando, pero cuando llego a casa, se me cae el disfraz y no funciono para nada más que para mis necesidades básicas. Todo me resulta difícil".

  1. A veces se interpone en las relaciones sociales.

Samra Suleman: "Me gustaría que dejaran de insistir en que vaya a todas y cada una de las fiestas que organizan; tienen que entender que también quiero mi tiempo para estar sola".

  1. En ocasiones sí que conviene tener la mente ocupada.

Katherine Deubner: "En mi caso, tengo que mantener la mente ocupada a todas horas. La clave está en distraerme sin descanso con otros asuntos y agotar la mente para que los pensamientos negativos no aparezcan en cuanto me tumbo para dormir".

  1. No es culpa de nadie.

Sandra Ringle: "Me gustaría que mi pareja entendiera que cuando estoy más baja de autoestima no es culpa de nadie. A veces simplemente estoy triste, a veces solo quiero tumbarme un rato y a veces solo necesito que haga las tareas de casa de las que normalmente me encargo yo".

  1. A menudo no hay ninguna explicación.

Beranger LeFranc: "Ojalá mi pareja supiera que muy pocas veces (o ninguna) hay una causa para mis estados de ánimo. No tengo una respuesta concreta para la pregunta '¿qué te pasa?".

  1. Es como una batalla interna.

Michael Aldieri: "Es básicamente una discusión entre el corazón y el cerebro. Cuando el corazón me hace llorar, el cerebro me pregunta: '¿Qué demonios te pasa? ¿No te das cuenta de lo maravillosa que es tu vida?'. Entonces, el corazón responde: 'Como no lo resuelvas tú, vamos a morir los dos'. Y eso es lo que siento cuando me encuentro, sin un motivo concreto, derrumbándome emocionalmente".

  1. Te aísla aunque no quieras.

Liv Kerr: "Ojalá pudiera hacerle entender que no quiero dejarlo fuera de mi vida: es que no soy capaz de dejarle entrar".

  1. Un pequeño gesto cariñoso sirve más de lo que parece.

Sandra Ringle: "A veces solo necesito que me abrace y luego me deje un tiempo para estar sola. Me siento como si estuviera sumergida y no pudiera llenar de aire los pulmones".

  1. Casi nunca puedes controlarlo.

Emily Maia: "Me gustaría que mi pareja entendiera el poco control que tengo sobre mi depresión. Puedo hacer cualquier cosa correctamente: comer, cuidarme, hacer ejercicio, centrar la mente con el yoga..., pero basta un chispazo de la depresión para deshacer todos los avances".

  1. No estás haciendo nada mal.

Emily Thomas: "Aunque es el hombre más maravilloso que he conocido en mi vida, hay un trozo de mí que está roto y él no puede hacer nada. Puede hacerme sonreír a diario, pero en cuanto mi interruptor mental cambia de posición, me cuesta un mundo ponerle freno a la depresión y a la ansiedad".

  1. Tu apoyo es imprescindible.

 

Avarie Downs: "Ojalá supiera lo abrumada que me siento cuando me embarga la depresión... y lo mucho que me calmaría que me diera un abrazo en vez de hacerme el vacío porque no entiende lo que me pasa. Ni las mejores palabras de consuelo animan más que un poco de apoyo real".

¿Cuál es la moraleja?: Nunca des por perdidos a quienes padecen depresión crónica. Tu cariño lo es todo para ellos. huffingtonpost.es

Publicado por: Staff Noticias Nebraska
(cristina@noticiasnebraska.com)

No olvides compartir esta información en tus redes sociales.

Savannakhet Asian Grill

Noticias-Nebraska